El País de las Siete Luminarias


ir a contenido

Menu Principal:


Santuario de las Mariquitas

Sitios de Interés

El Santuario de las Mariquitas

Dale CLICK para ver el vídeo de solo 77 segundos de duración.

La Catarina: Maravillas de la naturaleza
Existe un Santuario de este Insecto en Cerro Blanco
Por: Semanario Nuevo Milenio/Salvador Valadez González


Recientemente, en este 2011, fue descubierto y de manera accidental un santuario donde se reproduce la Catarina o Mariquita como se le conoce a este insecto que ha sido considerada un regalo del cielo por su hábito (tanto en estado de larva como de adulto) de alimentarse de pulgones y otras plagas agrícolas. Incluso los agricultores liberan mariquitas para proteger las cosechas de las plagas.

Se constató que para llegar hasta este santuario, localizado en lo más alto de la serranía en los límites en los que convergen Jaral del Progreso, Yuriria y Valle de Santiago, se tienen que caminar alrededor de 4 horas para arribar al punto exacto. Pero es maravilloso ver a este insecto.

Está entre los cerros que limitan con Yuriria, por el rumbo de la Angostura, de Jaral del Progreso y de Valle de Santiago, a la altura de la comunidad de El Perico, pero cuesta arriba.

La expedición compuesta por habitantes de las Angostura, amantes de proteger la flora y fauna de la zona, acompañaron a periodistas del semanario Nuevo Milenio que acudieron hasta el lugar exacto.

Ahí se puede estar en contacto con este coleóptero. Que es amarillo por encima, con un único punto de gran tamaño en cada élitro (ala protectora externa). Tanto en su estadía de larva como de adulto eliminan los pulgones que invaden las plantas.

Su llamativa coloración negra y roja podría hacerlas una presa vulnerable, las mariquitas de dos puntos no constituyen un alimento exquisito para los depredadores, que optan por otros insectos.

Haz click para agrandar...

Mariquita o Catarina, nombre común de cualquiera de las muchas especies emparentadas de escarabajos de brillantes colores que viven en las regiones templadas y tropicales del todo el mundo. La mariquita o Catarina mide menos de 1,2 cm de longitud máxima. Su cuerpo es casi hemisférico, redondeado por arriba y plano por abajo, y tiene una cabeza pequeña y patas cortas. Suelen ser rojas o anaranjadas por arriba, con puntos negros, blancos o amarillos. Algunas especies son negras, con o sin puntos. Las larvas son también de colores brillantes, por lo general azules con franjas anaranjadas o negras.

Todas las mariquitas, a excepción de los miembros de un género herbívoro, son carnívoras. Tanto en la fase adulta como en la larvaria, se alimentan de insectos dañinos para las plantas, como los pulgones y los insectos escama.

Debido a la ayuda que prestan en la destrucción de las plagas agrícolas, en la edad media estos coleópteros eran considerados instrumentos de la benevolente intervención de la Virgen María.

La mariquita de siete puntos es, sin duda, la mariquita mejor conocida, la más popular y la más abundante. Tiene color rojo o anaranjado con 7 manchas negras y pequeñas sobre los élitros. Esta mariquita es una especie muy beneficiosa como destructora de pulgones y cochinillas. Los adultos de la mariquita de dos puntos a menudo hibernan en las casas de los humanos.

Cuando estén fuera de sus refugios del invierno mas comunes (grietas profundas en las piedras, entré montones de hojarasca o bajo la corteza de los árboles) se dirigen hacia la vegetación buscando su alimento preferido (pulgones) que con la nueva savia disponible se reproducen con velocidad de vértigo, si tienen suerte y encuentran una colonia de hormigas que no esté protegida pueden comer hasta saciar completamente su apetito, empezarán a buscar pareja en la cual es muy importante el mensaje químico que excretan las hembras que se puede decir que envían un mensaje diciendo "¡aquí estoy!".

Una vez que se encuentra el macho con la hembra las hembras pueden poner cientos de huevos arracimados de un color amarillento en la base de las plantas después nacen pequeñas larvas con un feroz apetito, en cuestión de semanas y tras diferentes mudas, comienzan su ciclo de pupa (metamorfosis completada) y se convierten en una nueva mariquita.

¡Toda esta gran maravilla de la naturaleza la tenemos en Valle de Santiago, en el estado de Guanajuato!

[NOTA IMPORTANTE: No se coloca la ubicación exacta del sitio debido a la actual ausencia de controles legales, sustentables y ecológiicos que permitan la preservación y el manejo adecuado de la zona]


AST v23.12 última actualización el 10 de abril 2017 ::: Autor: Arq. Antonio Silva Tavera MGPA/ MAC | asilvat@valledesantiago.org.mx

Regresar a contenido | Regresar al menu principal