El País de las Siete Luminarias


ir a contenido

Menu Principal:


Los Hincados

Algo de Historia > Santiago Apóstol

LOS HINCADOS DEL VALLE DE SANTIAGO

LOS HINCADOS DEL VALLE DE SANTIAGO
¿Una muestra de gran fe o una costumbre bárbara?

Cada año, en fechas determinadas, una costumbre ritual tiene sitio en nuestra localidad; dentro de estas fechas destaca, obviamente, la fecha grande, la fecha en que se conmemora al santo patrono de nuestra ciudad. El patrono es Santiago Apóstol y la fecha el 25 de julio.

Entonces, ríos de gente acuden en dirección a la parroquia del lugar, pero los que más llaman la atención son los grupos de los coloquialmente llamados hincados, personas que por gratitud al haber recibido un favor, de haber sido merecedores de un milagro o por estar en calidad de solicitantes del mismo, eso sí, todos embargados de una fe que conmueve, se dirigen en penosa procesión -arrodillados- hacia la imagen, inmutable, del santo patrono, quien desde su corcel blanco, blandiendo firmemente su espada y colgándole de entre sus ropas y por doquier, billetes en dólares que muestran al incrédulo y al que no, los testimonios de pasados milagros. A los hincados Santiago los observa en misericordioso silencio.

Sin embargo, la imagen más venerada de esta manera es la de Santiago que se encuentra en el altar mayor de la parroquia de su advocación. Templo ubicado justo en el centro histórico y corazón de la ciudad. Esta parroquia, del S. XVIII, alberga la figura de un Santiago de a pie, sin su yegua ni sus arreos beligerantes, como podemos observarlo justo abajo de esta sección a la izquierda. Como comparación, y situado a la derecha de la anterior, está la imagen de Santiago Apóstol que se encuentra en la ciudad española de Santiago de Compostela quien, extrañamente para nosotros los vallenses, muestra una posición sedente.


AST v23.00 última actualización el 06 de enero de 2017 ::: Autor: Arq. Antonio Silva Tavera MGPA/ MAC | asilvat@valledesantiago.org.mx

Regresar a contenido | Regresar al menu principal