El País de las Siete Luminarias


ir a contenido

Menu Principal:


José María Meza

Algo de Historia > Hombres Ilustres > José María Meza

MEZA, JOSÉ MARÍA. Cura párroco de esta feligresía, nació en el año de 1862 en la Piedad Cabadas, Mich. Y se hizo cargo de esta Parroquia el 25 de junio de 1893. Con grande actividad comenzó a desarrollar sus labores espirituales en provecho de sus fieles, y con verdadero celo de Apóstol celebra sus actos religiosos, que siempre estuvieron concurridísimos de creyentes. Continuamente se estaban haciendo mejoras materiales en la Iglesia Parroquial, así como en los demás templos. Pero donde confirmo su constancia y tenacidad de hombre de carácter, fue cuando se hizo a su iniciativa el TEMPLO DE JESÚS y sus anexos. No había fondos, porque esta Parroquia es de las más pobres del Arzobispado de Michoacán; pero tuvo un esfuerzo de voluntad, y el pueblo correspondió al llamado de su pastor durante el tiempo que duro su construcción. Sin diferencias de clases, desde el más humilde hasta el más rico fueron a depositar su óbolo en manos de su Párroco, para el fin propuesto. Por tal motivo el día 6 de Enero de 1902 el señor Cura Meza bendice ante una numerosa concurrencia de fieles el sitio en el que se levanto el Templo de Jesús y casa de Ejercicios en la calle del Águila No. 11, hoy Av. Zaragoza números 63 y 65, se coloca la primera piedra con el ritual acostumbrado, terminada esta ceremonia, sigue la faena para traer tierra y arena del arroyo y una música los acompaña tocando alegres piezas.Todos los días sé hacia este trabajo de la faena, pero de preferencia los domingos y días festivos acudían tal cantidad de gente, que podía contarse por millares, desde los que llevaban en su pañuelo o en un cesto pequeño un puñado de arena, hasta los que llevaban a cuestas un enorme costal, igual cosa pasaba con las piedras: algunos las llevaban pequeñas, otros más grandes y algunos individuos se juntaban entre tres o mas, que se traían enormes peñascos de las lomas cercanas que bien pesaban una tonelada y que rodándolas las hacían llegar hasta la construcción del templo. Era pintoresco ver aquella multitud compuesta de todas las clases sociales, afanosos por arrimar el material para su construcción.
Los trabajos continuaron entre penalidades sin fin y muchos contratiempos y desesperanzas, hoy, y aliento y decisión mañana la obra llego a su termino. El 24 de Diciembre de 1907, bendijo y consagro las campanas del templo el Ilmo. Lic. Andrés Segura, obispo de Tepic, en visita que hizo a esta Ciudad, de paso para su Diócesis.
El 20 de Enero de 1908 a las cinco de la tarde, hace la bendición del Templo de Jesús y casa de Ejercicios, el Ilmo. Dr. Don Atenogenes Silva, Arzobispo de Michoacán, con las ceremonias del Ritual, El día 21 a las seis de la mañana, celebra la primera misa el mismo prelado, y a las nueve horas hace la consagración, cantando la misa el señor Cura Don José M. Meza, ocupando la cátedra Sagrada el señor Arzobispo Silva.

La obra fue concluida con feliz éxito, gracias a la fuerza de voluntad del señor Cura Meza y de su digno colaborador el Diacono Bachiller don Bonifacio Hernández, su costo excedió a mucho más de treinta y cinco mil pesos, y todo fue por donativos voluntarios habiendo damas y caballeros que dieron cantidades respetables.
Para la dirección de esta fabrica no se hicieron diseños, ni se encargo de la dirección de la obra a algún Ingeniero o Arquitecto sino que fue dirigida por el Maestro de obras don José Maria Chávez y el de igual grado Graciano Ramírez colaborando como su segundo Benito N. y Lucas Centeno.


En la casa de ejercicios comenzaron a celebrarse actos comunales de índole confecional propios al objeto a que estaba dedicada; luego se fundo en el mismo lugar el Instituto Católico, siendo el Director el Bachiller don Bonifacio Hernández, La escuela católica que se encontraba establecida en el anexo parroquial, casa que hoy esta marcada con el No. 12 de la Avenida Galeana, y a la vez era sostenida por el Cura don José María Meza, estaba bajo la dirección del ilustrado literato y poeta michoacano don José Romero Flores; después se traslado este plantel escolar al Instituto. En todo tiempo que tuvo vida este centro Educativo, hubo maestros entendidos y de reputación comprobada, dejando como una estela luminosa de su actuación el aprovechamiento de muchos de sus alumnos que alli se educaron. Este benéfico establecimiento se clausuro a la muerte del Señor Cura Meza.
El día 8 de mayo de 1914 dejó de existir, después de larga y penosa enfermedad, siendo sentido por las simpatías que gozaba en todas las clases sociales.
Sus restos mortales se encuentran sepultados en la Iglesia Parroquial, en el crucero izquierdo, al pie del altar del Sr. San José.



Regresar al Índice...


AST v23.00 última actualización el 06 de enero de 2017 ::: Autor: Arq. Antonio Silva Tavera MGPA/ MAC | asilvat@valledesantiago.org.mx

Regresar a contenido | Regresar al menu principal