El País de las Siete Luminarias


ir a contenido

Menu Principal:


Ezequiel Ordoñez

Algo de Historia > Hombres Ilustres > Ezequiel Ordoñez

ORDÓÑEZ, EZEQUIEL. Nació en la hacienda de San Nicolás Peralta, estado de México, en 1867; murió en la ciudad de México en 1950. Huérfano de padre a los cinco años, su familia se trasladó a San Miguel Regla, en donde realizó sus primeros estudios. Pasó más tarde a la Preparatoria de la ciudad de México y después a la Escuela Nacional de Ingenieros, nombrándole el director, Antonio del Castillo, preparador del Museo de Mineralogía y Geología, lo que le permitió poder graduarse de ensayador y apartador de metales e ingeniero topógrafo e hidrógrafo.

Al lado de su maestro y protector, formó parte de la Comisión Geológica, como auxiliar, colaborando en la Carta geológica de la República Mexicana (1888). Perteneció al Instituto Geológico (1891) y fue subdirector de ese organismo (1906). Al lado de su jefe, amigo y maestro José Guadalupe Aguilera, organizó la décima sesión del Congreso Geológico Internacional, participando como secretario general de la misma.

Actuó como geólogo consultor de la Compañía Real del Monte y Pachuca (1909-1914) y después, al lado de E.L. Doheny, rico petrolero inglés con intereses en Tamaulipas y Veracruz, en la Huasteca Petroleum Company, en la que fue jefe de geólogos (1914-1927). Geólogo consultor de la Pan-American Petroleum Co. (1927-1930), fue más tarde vicepresidente de la misma.

En 1930, sirviendo a los intereses de la Standard Oil Co., dirigió exploraciones en Centro y Suramérica “...desde Guatemala a Tierra del Fuego, estudiando el territorio de Magallanes, la Patagonia y muchas otras partes del Continente”. Al crearse Petróleos Mexicanos, acudió a su servicio como geólogo consultor. Sabio maestro, explicó las cátedras de geología petrolera y geología física en la Escuela Nacional de Ingenieros (hoy Facultad de Ingeniería).

Autor de muchas e importantes publicaciones, dejó desafortunadamente sin terminar una Geología petrolera. Sobresalen de su primera época de geólogo: Rocas eruptivas, Los volcanes del Valle de Santiago, Las rhyolitas de México, Le Xinantecatl ou volcan de Toluca, Las rocas arcaicas de México, L'Archaique du cañón de Tomellín y Le Jorullo. Como geólogo petrolero escribió: The oil fields in Mexico, El petróleo en México, bosquejo histórico, Principal physiographic provinces of Mexico y El volcán de Paricutín. Escritor fecundísimo, su bibliografía pasa de 129 títulos. En 1915 le cupo la gloria de localizar el pozo Cerro Azul número 4, famoso en la historia petrolera mexicana. Brotó el 16 de febrero de 1916 con una fuerza tal que la columna de aceite alcanzó una altura de 180 m y arrojó las herramientas a gran distancia. La producción de ese pozo fue de 250 mil barriles diarios, ocupando el segundo lugar de producción en el mundo.

Conforme el tiempo ha pasado, su pronóstico hecho a principios del siglo XX sobre los yacimientos petrolíferos de México, se ha venido cumpliendo cada día con mayor certidumbre. Así, pozos como Cerro Azul número 4, Potrero del Llano número 4; Dos Rocas, San Diego de la Mar, número 3, Chapopote Núñez número 7 y otros más, han comprobado la extraordinaria riqueza de la zona Faja de Oro en Veracruz. Se le considera el creador de la geología petrolera mexicana.


Regresar al Índice...


AST v23.00 última actualización el 06 de enero de 2017 ::: Autor: Arq. Antonio Silva Tavera MGPA/ MAC | asilvat@valledesantiago.org.mx

Regresar a contenido | Regresar al menu principal